Ahorro energético con iluminación LED

El recibo del mes de septiembre representó la cuarta subida consecutiva de la luz, incrementando un 3,5% más. El fuerte repunte en los precios llevó al Gobierno a aprobar un decreto-ley con medidas urgentes, entre ellas, suspender el impuesto a la generación eléctrica, lo que supone un “ahorro del 2,5 % al 4%” en los recibos de la luz. Sin embargo de acuerdo a los datos proporcionados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el recibo de la luz del mes de Octubre del 2018 para un consumidor con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (250 KWh al mes), es 1,46€ más barato VS Septiembre pero 2,24€ más caro que el recibo del mes de Octubre del 2017.

¿Podemos hacer algo para recortar la factura de la luz?

Aunque los precios en el mercado se han relajado, los altos costes han motivado a hogares, comercios e industria, a optar por medidas alternativas para reducir los gastos de la luz.

Algunas de estas medidas es la sustitución de las luces tradicionales (incandescentes y halógenas) por la implementación de iluminación LED. Cerca del 8 y el 10% de nuestra factura de la luz, corresponde a la iluminación.

Desde la institución de la Unión Europea, se está promoviendo dejar el uso de bombillas tradicionales. El pasado 1 de Septiembre del 2018, se prohibió la fabricación de las lámparas halógenas de acuerdo al reglamento 2015/1428 de la comisión, por lo que esto representa el adiós definitivo a las bombillas halógenas y la bienvenida a las bombillas LED.

Si tienes dudas y no sabes por donde comenzar, sigue algunos de estos consejos:

  • Comprueba la potencia que tienes contratada y si realmente se ajusta a tus necesidades para evitar un gasto innecesario.
  • Puedes optar por un cambio paulatino, dando prioridad quizá a la sustitución de las lámparas o bombillas que uses más a menudo por bombillas LED. Es decir que tomes conciencia de cuánto consumes, donde pasas más tiempo dentro de casa, oficina, negocio etc… para realizar dicha sustitución y terminar de gastar la iluminación que ya tienes y que no usas con frecuencia.
  • Evita dejar conectado aparatos electrónicos que no uses con frecuencia. Según José Antonio Morán Moreno, director del máster universitario de Ingeniería de Telecomunicación de la UOC y experto en ahorro energético: “Aproximadamente el 10 y el 12% de nuestra factura anual, corresponde a los aparatos electrónicos que no usamos, pero que  tenemos enchufados a la toma de corriente de forma permanente»
  • Por la noche intentar apagar todas las luces posibles.
  • No dejar el móvil conectado toda la noche de manera innecesaria.

Ahorro energético en empresas con iluminación LED

Sin duda los mayores beneficiarios con la sustitución de la iluminación tradicional por iluminación led,  son las empresas independientemente del sector de actividad de la empresa o comercio. Puesto que su inversión en una nueva iluminación se amortizará mucho más rápido, reflejando un ahorro aproximado del 26% de su consumo energético según datos proporcionados por el director de marketing de Endesa, Remigio Abad.

Otras medidas de recomendación para las empresas son:

  • El ajuste y optimización de la potencia contratada.
  • Implementación de baterías de condensadores, cuya inversión se amortiza aproximadamente en 4 años.
  • Control y reducción de los consumos fantasmas (no productivos).
  • Reguladores de iluminación LED que aportan ahorro en consumo y energía que funcionan para distribuir la cantidad adecuada de luz artificial en el momento necesario.

Hola a la iluminación LED

Son abundantes las ventajas que trae consigo la tecnología LED, la más conocida es el bajo consumo de luz, que afectaría directamente a nuestros bolsillos.

Ventajas principales de bombillas LED

Tan solo hace 5 o 6 años se comenzaron a implementar en las ciudades la iluminación LED.  Algunas de sus ventajas principales son:

  • Regulables en intensidad.
  • Se aprovecha el 85-90% de la luz que se genera.
  • Se puede escoger el color del LED y el formato.
  • No emiten calor, por lo que se reducen los riesgos de quemaduras.
  • Reducen los costes de mantenimiento.
  • Encienden en un 100 % al instante toda su capacidad (gran eficiencia lumínica).
  • Son ecológicas y el 95% de sus componentes son reciclables.
  • Su vida útil se aumenta hasta 2.000 y 4.000 horas de funcionamiento.

Sin duda aún nos queda mucho camino por recorrer, pero esperamos haberte ayudado a resolver algunas de tus dudas acerca de la implementación de la tecnología LED y sus ventajas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.