¿Suelo radiante o techo radiante? los sistemas que te ayudaran en invierno y verano.

Ambas instalaciones son bastante parecidas y la ventaja principal, es que se pueden utilizar tanto para mantener tu hogar caliente en invierno, como para refrescarlo en verano.

Son dos sistemas de calefacción que en algunos casos pueden parecer algo caros o no apto para todos los bolsillos, pero invertir en alguno de ellos es un acierto porque en el futuro representara un gran ahorro en tu bolsillo. Son dos sistemas de calefacción mucho más económicos en su uso diario que los sistemas convencionales y eso lo podrás ver reflejado en tus facturas.

Cuál de los dos sistemas de calefacción radiante es mejor… A continuación te explicaremos las ventajas de ambas y podrás decidir cuál de ellas es mejor.
 

Suelo radiante calefacción

El suelo radiante es un sistema el cual nos permite alcanzar la mayor sensación de confort mejorando notablemente las sensaciones térmicas de nuestro hogar en comparación a los antiguos métodos de climatización: radiadores, fan-coils (ventiloconvectrores) y aparatos eléctricos. Su funcionamiento consiste en emitir el calor por radiación a través de las tuberías colocadas uniformemente bajo el suelo.

Características del suelo radiante

El suelo radiante se constituye de una red de tubos uniformemente distribuida bajo el suelo. En el interior de sus tuberías pasa agua a temperaturas moderadas de entre 30ºC y 40ºC en comparación a las altas temperaturas que utilizar los radiadores de entre 70 a 90ºC.

Gracias a que el calor se distribuye gradualmente por el suelo, se consigue temperaturas ideales para mantener los pies calientes y la zona de la cabeza templada. En los sistemas de calefacción más comunes como los radiadores, el aire caliente se satura en el techo, mientras que la necesidad principal de calor se requiere cerca del suelo. Su mecanismo de distribución gradual del calor favorece el ahorro energético que también os comentábamos al principio de este post.

Instalación suelo radiante

Su instalación consiste en la colocación de una o varias capas aislantes de poli estireno expandido o de material reflectante que impiden la perdida de calor. Encima de las capas de poli estireno, se colocan los circuitos de tubo por los que circulara el agua de la calefacción y por último se cubre con cemento para después colocar el pavimento (baldosas de gres, terrazo, moqueta, parquet u otro tipo de materiales).

Una correcta instalación garantiza que la temperatura del pavimento no supere los 29ºC – temperatura máxima según la normativa europea -NE-En 1264-2, para evitar problemas circulatorios a causa de una alta temperatura del suelo.


Tipos de instalación de suelo radiante

  • Distribución en serpentín: La tubería es instalada por un extremo de la habitación y avanza en líneas paralelas hacia el otro extremo. En este tipo de instalaciones, la desventaja es que el agua caliente al llegar al otro extremo de la habitación, habrá disminución su temperatura.
  • Distribución en doble Serpentín: Es una instalación igual a la distribución en serpentina (líneas paralelas) pero sin la desventaja del serpentín único (disminución de temperatura). Esta instalación es ideal para habitaciones irregulares.
  • Distribución en Espiral: Este tipo de instalación ofrece una distribución de temperatura más regular a lo largo de todo el suelo. Se inicia en un extremo de la habitación y se avanza en espiral dejando espacio para que el tubo vuelva a salir por el mismo sitio.

Ventajas del suelo radiante

  • Subvenciones de la Administración Pública: La instalación de suelo radiante recibe subvenciones, porque se trata de un dispositivo de elevada eficiencia energética.
  • Es bueno para la salud: No levanta polvo, corrientes de aire y no reseca la garganta, en comparación a otros sistemas de calefacción. Es ideal para hospitales, residencias y familias con niños por ser el tipo de calefacción que se recomienda por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los niños pequeños en invierno no entran en contacto con el suelo frío y no corren el peligro de golpearse contra un radiador.

  • Ahorra y no consume tanta energía: Es un sistema que gracias a su tipo de instalación, trabaja con temperaturas más bajas que los radiadores convencionales y no precisa de temperaturas muy altas para calentar el circuito hidráulico y todo el volumen de la habitación.
  • Temperatura regulable: El suelo radiante, al igual que los radiadores, se puede regular la temperatura por zonas.
  • Confortable y Cómodo: Gracias a su sistema de calefacción, el calor se reparte mejor y su emisión es mucho más homogénea. Su instalación es prácticamente invisible por lo que no molesta y disponemos de todo el espacio de la habitación
  • Climatización 2 en 1: Utilizando una bomba de calor adecuada puedes utilizar la misma instalación tanto en invierno como en verano.

Suelo radiante, efecto aire acondicionado

Para que el suelo radiante funcione como aire acondicionado, se requiere agua fría circulando por el mismo circuito de tuberías para el efecto de calor. Para ello se complementa el sistema de suelo radiante con una bomba de calor y un sistema de des-humidificación que evitara la condensación de la humedad a causa de la disminución de la temperatura ambiental del espacio a climatizar y emanar frío.

En sitios con un alto nivel de humedad, es recomendable completar la instalación con des-humidificadores. Ya que se pueden formar condensaciones que pueden llegar a ser peligrosas y generan resbalones. La instalación de suelo radiante frío es perfectamente compatible con superficie como parquet, cerámica, mármol, etc.

Ventajas

  • Ahorro energético: Es una fuente de refrigeración de bajo consumo que contribuye al ahorro energético de la instalación.
  • Mantenimiento: Los costes de mantenimiento suelen ser muy bajos.
  • Energía renovable: Son compatibles con fuentes de energía renovables.
  • Confort: Es una alternativa silenciosa para el reparto uniforme de frió, se evitan corrientes de aire frío y desplazamiento de polvo.

Techo radiante

El sistema de techo radiante está diseñado para el montaje en techo suspendido en el interior de las viviendas o edificios y es apto tanto para calefacción como para refrescamiento. Cuenta con una elevada potencia frigorífica y es de fácil manejo.

Hoy por hoy es uno de los sistemas de climatización más eficientes del mercado.

El techo radiante se compone de paneles radiantes colocados detrás de un falso techo, a base de un sistema de difusores térmicos y un sistema de control que permite regular la temperatura de los paneles. A través de los difusores térmicos circula agua calentada mediante una caldera de condensación, una bomba de calor o incluso paneles solares.

Ventajas techo radiante

  • Rendimiento: Mayor rendimiento y menor inercia térmica, es decir mayor velocidad de respuesta ya sea para refrigerar o calentar.
  • Adaptable: Se adapta mejor a las necesidades de climatización de cada parte de la vivienda o del edificio.
  • Fácil instalación: Estéticamente no hay diferencia entre un techo normal y un techo radiante (climatización invisible), además de que no afecta para instalar luces, altavoces etc.
  • Económica: Su instalación es más económica que la instalación de suelo radiante. No necesita de obra civil, levantar suelos para su instalación y su mantenimiento es mucho más económico y fácil.

Ambos sistemas nos resultan muy interesantes y a pesar de ser muy similares cada sistema de calefacción tiene sus puntos a favor. El suelo radiante es más costoso pero brinda mayor confort en las personas, mientras que el techo radiante es más económico, fácil de instalar y tiene mayor respuesta de rapidez a la hora de calentar o refrescar. Y lo mejor de todo es que ambos sistemas ayudan a economizar y son compatibles con energías renovables. Recuerda que si requieres asesoramiento, tienes alguna duda respecto a estos dos tipos de calefacción, no dudes

1 comentario
  1. David Mora Almendro
    David Mora Almendro Dice:

    Hola, me voy a.construir una casa passive haus y el.promotor me propone techo radiante que entiendo es mas eficiente pero tengo duda si llebar el.calor encima de la canez es peor que que el suelo radiante ?

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.